Proceso paso a paso >

III. Diseño

Durante la etapa de diseño, los resultados de la investigación formativa se transforman en un plan de implementación detallado mediante el desarrollo de una estrategia de cambio de comportamiento, basada en los resultados de la investigación formativa en la fase de análisis y, a continuación, la construcción de un plan de implementación y monitoreo para la entrega y gestión de la estrategia en la práctica.

La fase de diseño es normalmente el eslabón débil en la cadena de desarrollo de una intervención para el cambio de comportamiento. La investigación formativa puede producir ideas claras sobre los comportamientos, las personas que los practican y los impulsores y las barreras al cambio, pero estas ideas a menudo no se utilizan para producir ideas originales y efectivas para implementar el cambio de comportamiento.

Para ayudar a superar esto, el contenido de esta sección se apoya en un conjunto de actividades participativas que pueden ser facilitadas por los supervisores para ayudar a su equipo a mejorar el proceso de diseño.

a) Desarrollo de la estrategia

La estrategia de cambio de comportamiento debe identificar lo siguiente:

  • Qué comportamiento(s) se pretende(n) cambiar con la intervención;
  • Quiénes son las personas a las que se dirigirá la intervención (las personas que practican los comportamientos, las personas que influyen en ellos);
  • Otros actores clave interesados que participarán en la intervención, incluido el personal del programa, los socios encargados de la ejecución, los agentes públicos y comerciales, etc;
  • Los objetivos SMART para el cambio de comportamiento:
    • Especificar los comportamientos, quién los practica y qué cantidad de cambio se espera;
    • Identificar cómo se medirá el cambio;
    • Asegurarse de que los objetivos del cambio sean adecuados a las necesidades, preferencias y capacidades de las personas:
    • Que sean realistas en términos de tiempo y recursos disponibles, y las limitaciones del contexto;
    • Y que se definan en términos de tiempo;
  • Los factores/determinantes de comportamiento en los que se centrará la estrategia, es decir, los obstáculos, facilitadores y motivadores que se abordarán;
  • Estrategias para influir en los determinantes del comportamiento: por ejemplo, si las percepciones de las personas sobre el alto costo del jabón se identificaran como una barrera para usar el jabón para lavarse las manos, esto podría abordarse haciendo que el jabón sea más barato, o creando la percepción de que el uso del jabón puede ayudar a ahorrar dinero al reducir los costos de la atención de la salud; el logro de cada uno de estos objetivos requeriría actividades muy diferentes. En el enfoque DBC, estos objetivos se denominan Puentes hacia las Actividades.
  • Actividades de cambio de comportamiento que se llevarán a cabo para alcanzar los objetivos del cambio.

¿CÓMO DESARROLLAR LA ESTRATEGIA?

Hemos desarrollado un proceso que puede ser utilizado para desarrollar una estrategia de cambio de comportamiento con un equipo de proyecto y con la participación de personas de la población afectada por la intervención. Incluye 7 pasos con una serie de sesiones de talleres participativos que pueden ser facilitados por un jefe de proyecto.

¿QUÉ OTROS RECURSOS ESTÁN DISPONIBLES?

Aquí se sugieren algunos recursos en los que se pueden encontrar más detalles sobre las actividades de cambio de comportamiento y consejos para elegirlas y desarrollarlas.

Se presentan de acuerdo con el desafío de diseño que se pueda tener.

Establecer una meta para el cambio de comportamiento (un puente hacia las actividades)

La tarea 12 del manual DBC proporciona orientación y ejercicios sobre cómo definir los puentes hacia las actividades basándose en el análisis de los determinantes del comportamiento. Hay muchos ejemplos de puentes hacia las actividades entre las páginas 246 y 248 del manual.

Encontrar técnicas y actividades de cambio de comportamiento que se ajusten a los determinantes

Ejemplos de actividades de cambio de comportamiento relacionadas con diferentes determinantes para los diferentes sectores de intervención de ACH. Se pueden utilizar para inspirar ideas, pero es necesario evitar copiarlos directamente en la estrategia.

El catálogo RANAS de técnicas de cambio de comportamiento (BCTs) presenta 36 técnicas genéricas de cambio de comportamiento diferentes que han demostrado influir en los 17 factores/determinantes de comportamiento diferentes en los que se basa el enfoque de RANAS. Por ejemplo, el compromiso público inmediato de BCT 10 es una manera de demostrar que hay personas que realizan el comportamiento deseado y por lo tanto animan a otros a hacer lo mismo y BCT 21 Organizar el apoyo social es uno de los ocho BCT diseñados para aumentar la confianza de las personas en su capacidad para realizar un comportamiento. Las Técnicas de Cambio de Comportamiento (BCT) en RANAS son similares a los Puentes hacia las actividades en el enfoque de DBC, en el sentido de que son estrategias para influir en un determinante del comportamiento. Cada BCT se ilustra con ejemplos de actividades del sector WASH, pero los mismos principios podrían aplicarse a cualquier comportamiento.

La Tabla 7 de la página 40 del manual BCD (Diseño centrado en el comportamiento) proporciona una lista de muchos componentes diferentes del cambio de comportamiento de acuerdo con las diferentes influencias sobre el comportamiento que pueden utilizarse en una intervención.

Generar otras ideas para actividades novedosas de cambio de comportamiento

El Design Kit (un producto de HCD), proporciona una variedad de métodos de diseño centrado en el ser humano, como el brainstorming, la creación de conceptos a partir de ideas y la co-creación, que pueden ser muy útiles en la fase de diseño. Los métodos individuales pueden ser elegidos de acuerdo a los desafíos particulares de diseño enfrentados, o pueden ser combinados para hacer un proceso de diseño. Otro recurso útil para el diseño centrado en el ser humano es el Stanford School Design Thinking Bootleg, un conjunto de fichas de actividades para ayudar a facilitar un proceso de diseño creativo y participativo.

El manual BCD (Diseño centrado en el comportamiento), en su capítulo 4, also también proporciona orientación paso a paso sobre el proceso creativo para seleccionar y diseñar campañas de cambio de comportamiento, así como un ejemplo de un informe creativo (páginas 66-68) y consejos para encontrar y contratar a una agencia creativa para desarrollar materiales de comunicación (página 70).

Para obtener información sobre las actividades interpersonales para ayudar al cambio de comportamiento

La Parte 2 del Manual ABC de Acción Contra el Hambre (páginas 54-71) presenta una amplia variedad de actividades que pueden utilizarse a nivel comunitario, grupal, familiar e individual para promover y acompañar el cambio social y de comportamiento. Entre ellas se encuentran la simulación y el ensayo de comportamientos, el asesoramiento, las entrevistas motivacionales, las visitas a domicilio y el apoyo familiar.

En el documento Grupos de Cuidado: Una guía de referencia para implementadores se puede encontrar orientación sobre cómo desarrollar sesiones de apoyo de igual a igual y un conjunto de temas para el cambio de comportamiento siguiendo el ciclo de aprendizaje adulto. También da indicaciones sobre cómo llevar a cabo la supervisión de apoyo a los voluntarios y promotores de los grupos de cuidado.

Ver el recurso Hazme un agente de cambio: Un recurso multisectorial de la CSC para orientar a trabajadores comunitarios y equipos de campo sobre cómo desarrollar un tipo específico de actividad de cambio de comportamiento (visitas a domicilio, testimonios, narración de historias, etc.) y recursos de capacitación para desarrollar las habilidades de su equipo.

Desarrollar campañas de comunicación para el cambio de comportamiento

Si los mensajes y las comunicaciones van a ser utilizados para el cambio de comportamiento, entonces se requiere un proceso específico con la participación de especialistas para producir mensajes y comunicaciones que sean relevantes para los comportamientos y las personas involucradas, y que produzcan un cambio de comportamiento medible.

El SBCC I-Kit puede ayudar a los supervisores y a los equipos a realizar los pasos y tareas esenciales del proceso, y a identificar los aportes que se requieren de los especialistas en comunicaciones, y cómo gestionar su contribución. Una tarea clave es escribir un informe creativo para un proveedor de servicios especializado, como una empresa de comunicaciones o una estación de radio local. Consultar la Guía de instrucciones: Cómo escribir un informe creativo de Compass para obtener una orientación detallada al respecto.

Si se desea desarrollar material de comunicación, puede encontrar ideas en la Guía de instrucciones: Cómo desarrollar materiales creativos de SBC de Compass.

Desarrollo de la estrategia de cambio de comportamiento.

b) Planificación de la ejecución

PLAN DE IMPLEMENTACIÓN

El plan de implementación de las actividades de cambio de comportamiento debe incluir los siguientes elementos:

  • Procedimientos Operativos Permanentes (SOPs) para las actividades de cambio de comportamiento:
    • El objetivo del cambio de comportamiento, identificando el grupo o grupos prioritarios y una descripción cuantificable de los comportamientos que deben promoverse;
    • Las diferentes actividades de cambio de comportamiento que se llevarán a cabo para alcanzar el objetivo de cambio de comportamiento;
    • Un plan detallado para cada actividad, describiendo a quién se debe contactar, cómo se llevará a cabo, qué materiales se necesitan, qué competencias se requieren para llevarla a cabo, cuánto tiempo llevará y cuántas veces se repetirá;
    • Una lista del personal necesario para llevar a cabo las actividades, así como la formación necesaria;
  • Plan de actividades y recursos:
    • Un cronograma/diagrama de Gantt para la implementación que muestre cuándo se llevará a cabo cada actividad de cambio de comportamiento, los recursos asignados y quién será responsable de ello.

El plan debe incluir tiempo suficiente para diseñar, probar y pulir las actividades de cambio de comportamiento y llevar a cabo investigaciones formativas adicionales si es necesario. También debe identificar la responsabilidad de las actividades de apoyo esenciales, como la supervisión formativa del personal sobre el terreno y el seguimiento.

Si se utiliza una metodología estándar para el cambio de comportamiento, como PHAST o SANTOLIC no es necesario redactar los SOPs, ya que ya existen en los manuales de implementación. En este caso, sólo se requiere un cronograma para la entrega de cada paso del proceso.

El plan de implementación de las actividades de cambio de comportamiento debe ser elaborado con referencia al plan general del proyecto del que forma parte. Esto es importante para integrar el cambio de comportamiento en el proyecto como un todo, e identificar conflictos potenciales, dependencias y sinergias con otros componentes del proyecto.

Por ejemplo, en una intervención de nutrición, las actividades de cambio de comportamiento pueden movilizar a los trabajadores comunitarios de salud en momentos específicos, y es importante asegurarse de que no participarán en otras actividades del proyecto, como una encuesta de nutrición, en un momento clave del plan de cambio de comportamiento.

Un conjunto de actividades de cambio de comportamiento diseñadas para fomentar el lavado de manos con jabón en una intervención de WASH puede depender del acceso al jabón y al agua proporcionada por otros componentes del proyecto. Las reuniones comunitarias de información organizadas como parte de un plan de comunicación para promover la agroecología podrían ser una oportunidad para obtener el feedback de los miembros de la comunidad sobre los planes para fortalecer los servicios locales.

PLAN DE MONITOREO

La fase de diseño también incluye el desarrollo del plan de monitoreo. Esto debe hacerse de acuerdo con los mismos procedimientos utilizados en cualquier otra intervención del proyecto de Acción contra el Hambre. Los indicadores de cambio de comportamiento deben incorporarse en el plan de monitoreo y evaluación del proyecto en su conjunto.

Los indicadores de cambio de comportamiento escritos en el plan de monitoreo serán específicos para los comportamientos en los que se centra la intervención de cambio. Deben ser descritos cuidadosamente en el plan para que puedan ser medidos de manera objetiva y fiable, y el plan debe indicar quién medirá el cambio de comportamiento y cómo.

Para ilustrar la formulación cuidadosa de los indicadores de cambio de comportamiento, aquí hay cinco ejemplos de una lista de dieciocho comportamientos importantes para las intervenciones de salud materno-infantil descritos en el sitio web de Accelerator Behaviors.

Elaboración de los planes de implementación y monitoreo.

ComportamientosIndicadores
Las madres inician la lactancia materna dentro de la primera hora después del parto.Entre los últimos niños nacidos en los dos años anteriores a la encuesta, el porcentaje que comenzó a amamantar en la primera hora de vida.
Los cuidadores alimentan a los niños de 6 a 24 meses de edad con cantidades adecuadas de alimentos nutritivos y apropiados para su edad, sin que dejen de amamantar.Porcentaje de niños amamantados de 6 a 23 meses de edad alimentados con cuatro o más grupos de alimentos y con una frecuencia mínima de comidas.
Las mujeres embarazadas completan un ciclo completo de atención prenatal de calidad (ANC).Porcentaje de mujeres que tuvieron un nacido vivo en los tres años anteriores a la encuesta y que recibieron más de 4 visitas de atención prenatal.
Los miembros de la familia se lavan las manos con jabón y agua corriente en 4 momentos críticos (después de defecar, después de cambiar pañales, antes de la preparación de alimentos y antes de comer).Entre los hogares en los que se observó un lugar para lavarse las manos, porcentaje de hogares con agua y jabón. El jabón incluye jabón o detergente en forma de barra, líquido, polvo o pasta.
Las mujeres embarazadas y los niños duermen bajo una mosquitera impregnada con insecticida.Porcentaje de mujeres embarazadas que durmieron bajo una mosquitera impregnada con insecticida la noche anterior a la encuesta.
Porcentaje de niños menores de cinco años que durmieron bajo una mosquitera impregnada con insecticida la noche anterior a la encuesta.

Para todas las intervenciones se necesitan varios indicadores básicos de ACH relacionados con el cambio de comportamiento. Aquí se muestra un resumen, por sector de intervención:

SectorIndicadores básicos relacionados con el cambio de comportamiento
Seguridad alimentaria y medios de vida• Diversidad dietética mínima – Mujeres.
• Puntuación de la diversidad en la dieta de los hogares.
WASH• Cambio en la presencia de elementos facilitadores para el lavado de manos.
• Cambio en el conocimiento individual de los momentos clave para lavarse las manos.
• Cambio en el acceso a agua potable.
• Cambio en el uso de las letrinas y aseos.
• Cambio en la eliminación higiénica de las heces infantiles.
Nutrición y Salud• Proporción de personas que recibieron el alta y abandonaron el programa.
• Proporción de la población objetivo que recibe y toma suplementos con la dosis y frecuencia correctas.
Salud mental y Practicas de cuidado• Cambios en las prácticas óptimas de amamantamiento de las madres lactantes.
• Cambios en las interacciones de calidad entre los cuidadores y sus niños.

Ver las Directrices Multisectoriales de seguimiento y evaluación de ACH y los Toolkits para cada sector para obtener orientación detallada, incluida la selección y medición de estos indicadores.

Los indicadores de resultados del cambio de comportamiento pueden no medirse con mucha frecuencia, ya que esto puede ser costoso y llevar mucho tiempo. Como mínimo, en los proyectos de ACH, deben medirse al principio y al final de la intervención mediante la realización de encuestas CAP.

El seguimiento regular debe centrarse en los siguientes indicadores de proceso:

  • La cobertura de las actividades de cambio de comportamiento (el porcentaje de la audiencia objetivo alcanzada por las actividades según lo planeado);
  • La calidad de las actividades realizadas (en comparación con los procedimientos operativos estándar de las actividades, utilizando una lista de control de calidad).

a) Desarrollo de la estrategia

Desarrollo de la estrategia de cambio de comportamiento.

La estrategia de cambio de comportamiento debe identificar lo siguiente:

  • Qué comportamiento(s) se pretende(n) cambiar con la intervención;
  • Quiénes son las personas a las que se dirigirá la intervención (las personas que practican los comportamientos, las personas que influyen en ellos);
  • Otros actores clave interesados que participarán en la intervención, incluido el personal del programa, los socios encargados de la ejecución, los agentes públicos y comerciales, etc;
  • Los objetivos SMART para el cambio de comportamiento:
    • Especificar los comportamientos, quién los practica y qué cantidad de cambio se espera;
    • Identificar cómo se medirá el cambio;
    • Asegurarse de que los objetivos del cambio sean adecuados a las necesidades, preferencias y capacidades de las personas:
    • Que sean realistas en términos de tiempo y recursos disponibles, y las limitaciones del contexto;
    • Y que se definan en términos de tiempo;
  • Los factores/determinantes de comportamiento en los que se centrará la estrategia, es decir, los obstáculos, facilitadores y motivadores que se abordarán;
  • Estrategias para influir en los determinantes del comportamiento: por ejemplo, si las percepciones de las personas sobre el alto costo del jabón se identificaran como una barrera para usar el jabón para lavarse las manos, esto podría abordarse haciendo que el jabón sea más barato, o creando la percepción de que el uso del jabón puede ayudar a ahorrar dinero al reducir los costos de la atención de la salud; el logro de cada uno de estos objetivos requeriría actividades muy diferentes. En el enfoque DBC, estos objetivos se denominan Puentes hacia las Actividades.
  • Actividades de cambio de comportamiento que se llevarán a cabo para alcanzar los objetivos del cambio.

¿CÓMO DESARROLLAR LA ESTRATEGIA?

Hemos desarrollado un proceso que puede ser utilizado para desarrollar una estrategia de cambio de comportamiento con un equipo de proyecto y con la participación de personas de la población afectada por la intervención. Incluye 7 pasos con una serie de sesiones de talleres participativos que pueden ser facilitados por un jefe de proyecto.

¿QUÉ OTROS RECURSOS ESTÁN DISPONIBLES?

Aquí se sugieren algunos recursos en los que se pueden encontrar más detalles sobre las actividades de cambio de comportamiento y consejos para elegirlas y desarrollarlas.

Se presentan de acuerdo con el desafío de diseño que se pueda tener.

Establecer una meta para el cambio de comportamiento (un puente hacia las actividades)

La tarea 12 del manual DBC proporciona orientación y ejercicios sobre cómo definir los puentes hacia las actividades basándose en el análisis de los determinantes del comportamiento. Hay muchos ejemplos de puentes hacia las actividades entre las páginas 246 y 248 del manual.

Encontrar técnicas y actividades de cambio de comportamiento que se ajusten a los determinantes

Ejemplos de actividades de cambio de comportamiento relacionadas con diferentes determinantes para los diferentes sectores de intervención de ACH. Se pueden utilizar para inspirar ideas, pero es necesario evitar copiarlos directamente en la estrategia.

El catálogo RANAS de técnicas de cambio de comportamiento (BCTs) presenta 36 técnicas genéricas de cambio de comportamiento diferentes que han demostrado influir en los 17 factores/determinantes de comportamiento diferentes en los que se basa el enfoque de RANAS. Por ejemplo, el compromiso público inmediato de BCT 10 es una manera de demostrar que hay personas que realizan el comportamiento deseado y por lo tanto animan a otros a hacer lo mismo y BCT 21 Organizar el apoyo social es uno de los ocho BCT diseñados para aumentar la confianza de las personas en su capacidad para realizar un comportamiento. Las Técnicas de Cambio de Comportamiento (BCT) en RANAS son similares a los Puentes hacia las actividades en el enfoque de DBC, en el sentido de que son estrategias para influir en un determinante del comportamiento. Cada BCT se ilustra con ejemplos de actividades del sector WASH, pero los mismos principios podrían aplicarse a cualquier comportamiento.

La Tabla 7 de la página 40 del manual BCD (Diseño centrado en el comportamiento) proporciona una lista de muchos componentes diferentes del cambio de comportamiento de acuerdo con las diferentes influencias sobre el comportamiento que pueden utilizarse en una intervención.

Generar otras ideas para actividades novedosas de cambio de comportamiento

El Design Kit (un producto de HCD), proporciona una variedad de métodos de diseño centrado en el ser humano, como el brainstorming, la creación de conceptos a partir de ideas y la co-creación, que pueden ser muy útiles en la fase de diseño. Los métodos individuales pueden ser elegidos de acuerdo a los desafíos particulares de diseño enfrentados, o pueden ser combinados para hacer un proceso de diseño. Otro recurso útil para el diseño centrado en el ser humano es el Stanford School Design Thinking Bootleg, un conjunto de fichas de actividades para ayudar a facilitar un proceso de diseño creativo y participativo.

El manual BCD (Diseño centrado en el comportamiento), en su capítulo 4, also también proporciona orientación paso a paso sobre el proceso creativo para seleccionar y diseñar campañas de cambio de comportamiento, así como un ejemplo de un informe creativo (páginas 66-68) y consejos para encontrar y contratar a una agencia creativa para desarrollar materiales de comunicación (página 70).

Para obtener información sobre las actividades interpersonales para ayudar al cambio de comportamiento

La Parte 2 del Manual ABC de Acción Contra el Hambre (páginas 54-71) presenta una amplia variedad de actividades que pueden utilizarse a nivel comunitario, grupal, familiar e individual para promover y acompañar el cambio social y de comportamiento. Entre ellas se encuentran la simulación y el ensayo de comportamientos, el asesoramiento, las entrevistas motivacionales, las visitas a domicilio y el apoyo familiar.

En el documento Grupos de Cuidado: Una guía de referencia para implementadores se puede encontrar orientación sobre cómo desarrollar sesiones de apoyo de igual a igual y un conjunto de temas para el cambio de comportamiento siguiendo el ciclo de aprendizaje adulto. También da indicaciones sobre cómo llevar a cabo la supervisión de apoyo a los voluntarios y promotores de los grupos de cuidado.

Ver el recurso Hazme un agente de cambio: Un recurso multisectorial de la CSC para orientar a trabajadores comunitarios y equipos de campo sobre cómo desarrollar un tipo específico de actividad de cambio de comportamiento (visitas a domicilio, testimonios, narración de historias, etc.) y recursos de capacitación para desarrollar las habilidades de su equipo.

Desarrollar campañas de comunicación para el cambio de comportamiento

Si los mensajes y las comunicaciones van a ser utilizados para el cambio de comportamiento, entonces se requiere un proceso específico con la participación de especialistas para producir mensajes y comunicaciones que sean relevantes para los comportamientos y las personas involucradas, y que produzcan un cambio de comportamiento medible.

El SBCC I-Kit puede ayudar a los supervisores y a los equipos a realizar los pasos y tareas esenciales del proceso, y a identificar los aportes que se requieren de los especialistas en comunicaciones, y cómo gestionar su contribución. Una tarea clave es escribir un informe creativo para un proveedor de servicios especializado, como una empresa de comunicaciones o una estación de radio local. Consultar la Guía de instrucciones: Cómo escribir un informe creativo de Compass para obtener una orientación detallada al respecto.

Si se desea desarrollar material de comunicación, puede encontrar ideas en la Guía de instrucciones: Cómo desarrollar materiales creativos de SBC de Compass.

b) Planificación de la ejecución

Elaboración de los planes de implementación y monitoreo.

PLAN DE IMPLEMENTACIÓN

El plan de implementación de las actividades de cambio de comportamiento debe incluir los siguientes elementos:

  • Procedimientos Operativos Permanentes (SOPs) para las actividades de cambio de comportamiento:
    • El objetivo del cambio de comportamiento, identificando el grupo o grupos prioritarios y una descripción cuantificable de los comportamientos que deben promoverse;
    • Las diferentes actividades de cambio de comportamiento que se llevarán a cabo para alcanzar el objetivo de cambio de comportamiento;
    • Un plan detallado para cada actividad, describiendo a quién se debe contactar, cómo se llevará a cabo, qué materiales se necesitan, qué competencias se requieren para llevarla a cabo, cuánto tiempo llevará y cuántas veces se repetirá;
    • Una lista del personal necesario para llevar a cabo las actividades, así como la formación necesaria;
  • Plan de actividades y recursos:
    • Un cronograma/diagrama de Gantt para la implementación que muestre cuándo se llevará a cabo cada actividad de cambio de comportamiento, los recursos asignados y quién será responsable de ello.

El plan debe incluir tiempo suficiente para diseñar, probar y pulir las actividades de cambio de comportamiento y llevar a cabo investigaciones formativas adicionales si es necesario. También debe identificar la responsabilidad de las actividades de apoyo esenciales, como la supervisión formativa del personal sobre el terreno y el seguimiento.

Si se utiliza una metodología estándar para el cambio de comportamiento, como PHAST o SANTOLIC no es necesario redactar los SOPs, ya que ya existen en los manuales de implementación. En este caso, sólo se requiere un cronograma para la entrega de cada paso del proceso.

El plan de implementación de las actividades de cambio de comportamiento debe ser elaborado con referencia al plan general del proyecto del que forma parte. Esto es importante para integrar el cambio de comportamiento en el proyecto como un todo, e identificar conflictos potenciales, dependencias y sinergias con otros componentes del proyecto.

Por ejemplo, en una intervención de nutrición, las actividades de cambio de comportamiento pueden movilizar a los trabajadores comunitarios de salud en momentos específicos, y es importante asegurarse de que no participarán en otras actividades del proyecto, como una encuesta de nutrición, en un momento clave del plan de cambio de comportamiento.

Un conjunto de actividades de cambio de comportamiento diseñadas para fomentar el lavado de manos con jabón en una intervención de WASH puede depender del acceso al jabón y al agua proporcionada por otros componentes del proyecto. Las reuniones comunitarias de información organizadas como parte de un plan de comunicación para promover la agroecología podrían ser una oportunidad para obtener el feedback de los miembros de la comunidad sobre los planes para fortalecer los servicios locales.

PLAN DE MONITOREO

La fase de diseño también incluye el desarrollo del plan de monitoreo. Esto debe hacerse de acuerdo con los mismos procedimientos utilizados en cualquier otra intervención del proyecto de Acción contra el Hambre. Los indicadores de cambio de comportamiento deben incorporarse en el plan de monitoreo y evaluación del proyecto en su conjunto.

Los indicadores de cambio de comportamiento escritos en el plan de monitoreo serán específicos para los comportamientos en los que se centra la intervención de cambio. Deben ser descritos cuidadosamente en el plan para que puedan ser medidos de manera objetiva y fiable, y el plan debe indicar quién medirá el cambio de comportamiento y cómo.

Para ilustrar la formulación cuidadosa de los indicadores de cambio de comportamiento, aquí hay cinco ejemplos de una lista de dieciocho comportamientos importantes para las intervenciones de salud materno-infantil descritos en el sitio web de Accelerator Behaviors.

ComportamientosIndicadores
Las madres inician la lactancia materna dentro de la primera hora después del parto.Entre los últimos niños nacidos en los dos años anteriores a la encuesta, el porcentaje que comenzó a amamantar en la primera hora de vida.
Los cuidadores alimentan a los niños de 6 a 24 meses de edad con cantidades adecuadas de alimentos nutritivos y apropiados para su edad, sin que dejen de amamantar.Porcentaje de niños amamantados de 6 a 23 meses de edad alimentados con cuatro o más grupos de alimentos y con una frecuencia mínima de comidas.
Las mujeres embarazadas completan un ciclo completo de atención prenatal de calidad (ANC).Porcentaje de mujeres que tuvieron un nacido vivo en los tres años anteriores a la encuesta y que recibieron más de 4 visitas de atención prenatal.
Los miembros de la familia se lavan las manos con jabón y agua corriente en 4 momentos críticos (después de defecar, después de cambiar pañales, antes de la preparación de alimentos y antes de comer).Entre los hogares en los que se observó un lugar para lavarse las manos, porcentaje de hogares con agua y jabón. El jabón incluye jabón o detergente en forma de barra, líquido, polvo o pasta.
Las mujeres embarazadas y los niños duermen bajo una mosquitera impregnada con insecticida.Porcentaje de mujeres embarazadas que durmieron bajo una mosquitera impregnada con insecticida la noche anterior a la encuesta.
Porcentaje de niños menores de cinco años que durmieron bajo una mosquitera impregnada con insecticida la noche anterior a la encuesta.

Para todas las intervenciones se necesitan varios indicadores básicos de ACH relacionados con el cambio de comportamiento. Aquí se muestra un resumen, por sector de intervención:

SectorIndicadores básicos relacionados con el cambio de comportamiento
Seguridad alimentaria y medios de vida• Diversidad dietética mínima – Mujeres.
• Puntuación de la diversidad en la dieta de los hogares.
WASH• Cambio en la presencia de elementos facilitadores para el lavado de manos.
• Cambio en el conocimiento individual de los momentos clave para lavarse las manos.
• Cambio en el acceso a agua potable.
• Cambio en el uso de las letrinas y aseos.
• Cambio en la eliminación higiénica de las heces infantiles.
Nutrición y Salud• Proporción de personas que recibieron el alta y abandonaron el programa.
• Proporción de la población objetivo que recibe y toma suplementos con la dosis y frecuencia correctas.
Salud mental y Practicas de cuidado• Cambios en las prácticas óptimas de amamantamiento de las madres lactantes.
• Cambios en las interacciones de calidad entre los cuidadores y sus niños.

Ver las Directrices Multisectoriales de seguimiento y evaluación de ACH y los Toolkits para cada sector para obtener orientación detallada, incluida la selección y medición de estos indicadores.

Los indicadores de resultados del cambio de comportamiento pueden no medirse con mucha frecuencia, ya que esto puede ser costoso y llevar mucho tiempo. Como mínimo, en los proyectos de ACH, deben medirse al principio y al final de la intervención mediante la realización de encuestas CAP.

El seguimiento regular debe centrarse en los siguientes indicadores de proceso:

  • La cobertura de las actividades de cambio de comportamiento (el porcentaje de la audiencia objetivo alcanzada por las actividades según lo planeado);
  • La calidad de las actividades realizadas (en comparación con los procedimientos operativos estándar de las actividades, utilizando una lista de control de calidad).